Rosario y sus problemas de conectividad

Hace varias semanas que quería hacer un post más de opinión que de información como lo suelo hacer.

Como todos ya saben, en los últimos meses comenzó a decrecer en Rosario la cantidad de vuelos internacionales.

A medida que fui publicando estas novedades muchos salieron a quejarse inventando distintas teorías que podrían llegar a ser válidas. Pero mejor, miremos un poco el panorama, analicemos en conjunto y entendamos realmente que es lo que está pasando.

En el año 2016, luego del cambio de gobierno a nivel nacional que tenía una mirada completamente diferente al anterior en materia aerocomercial se decidió darle permisos a diferentes compañías para que puedan volar desde el interior a sus principales hubs. Entre las compañías que más aprovecharon esto fueron LATAM y Copa Airlines. De tener un puñado de vuelos a Buenos Aires o Córdoba abrieron el panorama y comenzaron a expandirse.

Es así como se abrieron rutas como:

LATAM: Rosario-Santiago de Chile / Lima. Mendoza-San Pablo/Lima, Tucumán-Santiago/Lima/San Pablo, Salta-Lima, Santiago-Neuquén.

Copa Airlines: Rosario/Mendoza/Salta-Panama.

Avianca también abrió algunas rutas desde el interior que luego cerró como el caso Mendoza-Lima.

En fin, la idea de estas rutas eran alimentar los aeropuertos de estas compañías y sacar pasajeros al exterior. Algo similar hace Aerolíneas Argentinas conectado el interior con Ezeiza y llevando pasajeros al Caribe, USA y Europa.

Todo venía muy lindo, cada días más compañías de sumaban a dar conexión al interior. Rosario sin lugar a dudas fue de las más beneficiadas, porque inclusive tuvimos la suerte de poder ver por nuestro aeropuerto a SKY o Azul ofrecer vuelos a Santiago o Brasil.

Pero ahora miremos lo económico:

En enero del 2018 1 USD equivalía a 18,76 pesos argentinos.

Hoy, 26 de mayo de 2019 1 USD equivale a 45,80.

Para poder comprar un dólar necesitamos más del doble de pesos que necesitábamos en 2018. Y la realidad es que los salarios no se han duplicado de la misma manera.

Para ejemplificar esto fui a buscar cuanto había pagado por un pasaje a Santiago de Chile en el año 2017 y con eso podemos entender claramente lo que sucedió en el medio:

 

Otro ingrediente que debemos agregar es que en el periodo 2016/2019 han aterrizado en Argentina las famosas aerolíneas lowcost. Que han bajado sustancialmente el precio de los pasajes de cabotaje permitiendo que cada día más pasajeros puedan subirse al avión y volar por Argentina.

Yo mismo el año pasado decidía volar a Chile contra Bariloche porque los precios eran mucho más accesibles y sino miren este post que había armado a esta misma altura del año pasado:

Vuelos cabotaje, el problema de Rosario

Entonces, ¿Qué es lo que realmente está pasando?

Y acá es donde quiero hacer foco. Muchos culpan la gestión del aeropuerto, otros cuestionan de que porque ROS no es parte de AA2000, pero creo que la realidad está a la vista de todos. Comprar pasajes internacionales no es más accesible como lo era hace unos años. Además, hay que sumar que la financiación hoy en día es prácticamente nula. Otro factor, que ha sido letal, es la rentabilidad de las compañías. Nadie quiere perder dinero, es lógico no?

Si yo en el año 2016 podía vender un pasaje de Rosario a Europa 1400 dólares (25.000 pesos) y hoy no lo puedo hacer, porque voy a salir a regalar pasajes a 700 dólares (32.000 pesos)?

Y ese es el principal problema que afecto a Rosario, varias empresas analizaron esa situación y decidieron levantar sus vuelos. Azul y SKY lograron ver esto primeros y levantaron sus vuelos tanto en Rosario como en Córdoba. Luego le siguió LATAM con un recorte que aún no sabemos dónde va a terminar.

Otra de las quejas que he leído por ahí es porque por ejemplo Córdoba sigue manteniendo varios vuelos e inclusive American Airlines está por volar desde esa ciudad a USA.

Para empezar, Cordoba tambien sufrio un importante recorte de vuelos, algunos de los que me puedo acordar:

  • Se elimino el vuelo de Amaszonas a Montevideo y Santa Cruz de las Sierras.
  • Copa Airlines redujo de 14 a 7 frecuencias sus vuelos a Panama.
  • Se redujo a 7 frecuencias semanales los vuelos a Lima.
  • Se redujo a 4 frecuencias semanales los vuelos a San Pablo, y proximamente se reducen a 3 frecuencias semanales.
  • Aerolineas Argentinas y SKY eliminan su conexion a Santiago de Chile. Pasando de mas de 30 frecuencias semanales en el 2017 a menos de la mitad en 2019 y con perspectiva a seguir bajando.
  • Azul elimina su vuelo a Porto Alegre.

En fin, tuvieron recortes y muchos. Aunque si hay que entender que por su posicion geografica han desarrollado fuertemente los vuelos cabotaje.

Rosarinos yo se que en eso nos duele en el alma. Córdoba nos ha sacado años luz de ventaja en ese sentido. Pero acá el análisis es otro:

  • Cuando hay una crisis como la que está atravesando hoy Argentina el ajuste de capacidad siempre se dan en mercado menos competitivos. Y lamentablemente Rosario tiene una cercanía a Buenos Aires que aún la seguimos padeciendo. Ejemplo: En Buenos Aires al existir más competencia los precios terminan siendo más accesibles aunque muchas compañías también se ajusten, y eso es imposible hacerlo en Rosario. Primero ajustan y si no funciona se levanta la ruta.
  • Lamentablemente Rosario no tiene un flujo de pasajeros receptivos. La gran mayoría de los pasajeros salen desde Rosario al mundo y no al revés. Y a esto se le suma que es muy difícil competir con otros destinos turísticos que tiene nuestro país como son Mendoza, Salta, Iguazu o Bariloche. A estos destinos los turistas si llegan en avión o de forma directa o vía alguna conexión de cabotaje. En ese sentido, el turista que llega a Rosario en general lo hace por tierra habiendo pasado antes por Buenos Aires. Nuevamente la cercanía nos mata en epocas de crisis.

Entonces, ¿Que podemos hacer para poder tener mejor conectividad?

Yo creo que es clave comenzar a mejorar conexiones domésticas. Ezeiza podría ser un punto a trabajar. Córdoba podría ser otro punto. Y a la vez fortalecer los vuelos domésticos especialmente Bariloche y Mendoza que junto a Iguazú y Salta podrían ser destinos que puedan llegar muchos rosarinos de manera directa operados por las nuevas compañias lowcost. Además, cuando la situación económica se recupere volver a tentar a compañías de Brasil para mejorar la conexión con ese país (Azul podria ser la opcion mas viable, ya probo el mercado, sabe que esta pero necesita de una buena economia). Y por último y creo que lo mas importante es lograr que de una vez por todas la economía de este país logre estabilizarse, porque si no es muy difícil pensar en conectividad tanto interna como externa con devaluaciones cada X cantidad de años que lo único que hace es que las empresas estén cada día menos interesadas en Argentina.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *